Blog

Toda la información que tienes que saber sobre la nueva ITV electrónica

¿Conoces la tarjeta de itv electrónica? Si hace tiempo que adquiriste tu vehículo y este término no te resulta familiar, te interesa este artículo. Hoy repasamos en qué consiste este nuevo sistema que ha dejado anticuado al tradicional documento timbrado de color verde.

Todos los vehículos que han sido matriculados entre noviembre de 2015 y mayo de 2016 -según la categoría- disponen de la nueva Tarjeta electrónica de Inspección Técnica del Vehículo, eITV. Lo cual significa que en estos casos el proceso de matriculación se realiza de forma telemática y los datos se almacenan en una ficha digital. Esta nueva norma, aprobada por la DGT, y que entró en vigor a través del Real Decreto 667/2015 de 17 de julio de 2015, supone un paso de gigante tanto para los fabricantes como para los consumidores y las Administraciones Públicas.

Y es que la eITV es un documento electrónico emitido por los fabricantes que recoge todas las características técnicas que identifican a un vehículo: número de bastidor, marca, modelo, potencia, peso, tara, número de plazas, matrícula, así como los resultados de las ITV que vaya pasando el vehículo.

Inspeccion tecnica del vehículo nueva, la itv electrónica

Pero, en la práctica, ¿qué ventajas aporta la eITV?

La principal novedad es que la ITV electrónica elimina una serie de trámites presenciales que eran necesarios desde que un vehículo salía de fábrica hasta que era matriculado y entregado a su dueño. Reduce tiempo y costes para el fabricante o representante del concesionario que vende el vehículo. Esto es así porque todas las gestiones se hacen mediante Internet y no es necesario que se persone en el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para adquirir y emitir las tarjetas ITVs en soporte papel, ni en la DGT para la matriculación.

Ahora todos los datos se envían de forma telemática al Registro de Vehículos Prematriculados. De una forma más sencilla, segura y rápida, el gestor obtiene un permiso de circulación provisional con la matrícula asignada y una copia de la eITV para que el propietario pueda ir tramitando el seguro obligatorio que le permita circular por carretera.

De este modo, el consumidor también sale beneficiado, ya que el nuevo sistema agiliza la compra de un vehículo de forma considerable. Al hacerse todo desde el propio concesionario, se acortan los plazos de matriculación -de días a horas- y se le entrega antes el vehículo.

Por último, añade más control y seguridad a las Administraciones Públicas ante la información aportada en cada transacción y se evitan posibles errores de datos o extravío de documentación.

Escrito en: Noticias del automóvil

Dejar una respuesta (0) ↓

Dejar una respuesta