Blog

Conducción autónoma… el futuro presente

Tumbarnos durante el trayecto, hablar sin límites o incluso visualizar una película en el móvil mientras que estamos en cacoches autónomos el futuro presente de la automociónrretera.

La tecnología viene pisando fuerte y el extra del piloto automático completo cada vez está más cerca de convertirse en realidad. Y es que, aunque algunos expertos la sitúan aún para el año 2030 (para 2020 los más optimistas), la idea de no tener que supervisar la conducción en ningún momento atrae ya la atención de cientos y miles de conductores. Aunque la conducción autónoma, en un principio, llegará en su versión más “premium”, ya que su coste podría rozar los 10.000 euros.

La pregunta está en el aire. ¿Cuánto estaríamos dispuestos a pagar los conductores españoles por tener este extra en nuestro coche?

Aunque no es la única incertidumbre. Los fabricantes aseguran que este sistema ofrecerá mayor confort y precisión, pero, ¿nos acostumbraremos del todo a este tipo de “no” conducción? Por si acaso, desde algunas firmas como Volvo ya anuncian que los futuros coches que incorporen la conducción autónoma vendrán con volante por si a los clientes les “apetece” conducir en algún momento puntual.

Qué duda cabe que este avance convertirá aún más a los vehículos en objetos con un gran valor emocional, objetos de deseo pensados por y para disfrutar con cada kilómetro recorrido. Y, en este punto, nos asalta otra duda: ¿los modelos con conducción autónoma serán más seguros? Hasta el momento solamente conocemos modelos autónomos para aparcar, por lo que lo demás aún está por descubrir. No obstante, lo que parece cierto es que no tendrán por qué ser eléctricos, pero sí automáticos. Permitirán detectar atascos, obras o hielo en la ruta y buscarán alternativas para esquivar accidentes en autopistas y carreteras secundarias. Hasta el momento, las marcas pioneras en este campo (Mercedes Benz, Honda, Google) investigan y prueban cada detalle para descartar posibles fallos de dirección o frenada, entre otros.

La postura de los expertos parece estar a favor de la conducción autónoma. Se prevé que este sistema reduzca en un 90 % los fallos humanos al volante que causan accidentes de tráfico. Aunque, la realidad, es que deberá pasar por un amplio cambio de mentalidad. Y no solo eso, sino también de adaptación de la legislación actual -por ejemplo, para leer mientras se conduce- y de reciclaje por parte de los conductores. Se trata de una nueva tecnología (ABS, ESP) y deberemos estar preparados para saber qué hacer y cómo tomar el control ante situaciones imprevistas.

Escrito en: Noticias del automóvil

Dejar una respuesta (0) ↓

Dejar una respuesta