Blog

Las nuevas normas para la reprogramación de la centralita

El tuning existe desde que existen los automóviles. También es cierto que con la ayuda de una tecnología más accesible a todos, hoy las modificaciones pueden ser mucho más significativas. Con el paso del tiempo hemos ido superando el nivel de personalización, tanto a nivel físico como de rendimientos. Hoy hablaremos sobre una modificación del rendimiento del vehículo, la reprogramación de la centralita, y las nuevas normas al respecto.

La centralita es uno de los elementos de personalización básicos a la hora de modificar el rendimiento del vehículo. Sin embargo, las leyes, tanto europeas como nacionales, se centran en tratar de evitar cualquier personalización que tenga que ver con aumentar las emisiones o poner en peligro a los conductores.

Las nuevas normas para la reprogramación de la centralita

¿Por qué la mayoría de las reprogramaciones de centralita son ilegales?

Muchos podrían pensar que las restricciones hacia potenciar las cualidades del vehículo tienen que ver con la seguridad. Lo cierto es que no es así. Las nuevas leyes contra la reprogramación de la centralita tienen que ver con controlar el nivel de emisiones que se le permite a cada vehículo. Cuando la reprogramación que se realiza al vehículo no conlleva aumentar el nivel de emisiones contaminantes en gran medida, puede ser que se trate de una homologada.

El control de la ITV de la reprogramación de centralita

En un mes harán dos años (en 2018) desde que entró en vigor la nueva ley sobre regulación y control de centralitas. Con ella se intenta continuar con las directrices de de la Unión Europea en cuanto a nivel de emisiones. De hecho es a través del control de emisiones en la ITV de tu vehículo que detectarán si no corresponde con el que debería.

En caso de que se detecte una reprogramación en tu vehículo, te darán un plazo de 1 mes para realizar una reprogramación homologada de tu centralita.

Escrito en: Blog, Noticias del automóvil

Dejar una respuesta (0) ↓

Dejar una respuesta