Blog

La importancia de la centralita en tu vehículo

La centralita, también llamada unidad de control o controlador es un ordenador incorporado en el automóvil con información relativa al buen funcionamiento de distintas partes de nuestro vehículo.

En este artículo hablaremos sobre la importancia de una centralita electrónica en buen estado.

El presente de las centralitas

Con el paso de los años hemos visto evolucionar a los vehículos de diferentes formas. Algunas de estas evoluciones nos quitan ahorran preocupaciones que antes teníamos, como es el caso de las antenas de radio que a más de uno le habrán arrancado alguna vez condenándole así a un tedioso viaje. Ya no existe este problema sin embargo los coches cada vez han ido incorporando un mayor número de componentes electrónicos.

Una humedad o un simple golpe en tu coche pueden hacer que alguno de estos componentes electrónicos falle. Casi el 50% de los problemas que aparecen en un vehículo tienen que ver con una centralita defectuosa.

En Binary Electronic somos especialistas en electrónica de automóvil y creemos que la centralita se merece la mayor atención posible.

¿Cuál es su trabajo?

La máquina empezó a ser incluida en los coches en los años 70 para controlar la emisión de gases en los coches, sobretodo, a día de hoy la máquina tiene mucha más importancia y, de hecho, cada coche puede contar con varias unidades de control que trabajen sobre un sistema específico del coche.

Las diferentes centralitas electrónicas (entre ellas podemos distinguir la central, la diferencial, de control de frenos, de información, de motor y de emisión de gases) controlan diferentes tareas. Algunas de ellas pueden ser las siguientes:

  • Arranque de la máquina.Acude al taller para que tu coche no pierda valor
  • Ignición.
  • Distribución de válvulas.
  • Inyección del combustible.
  • Temperatura de los gases.
  • Información sobre los aspectos esecnciales de la correcta marcha del vehículo.

Incidencias comunes

Normalmente existen una serie de patrones a la hora de analizar las centralitas que nos permiten detectar qué avería estamos tratando y a qué se debe. Algunos de los ejemplos más comunes de causantes de averías:

  • Mala colocación: Una mala instalación de la pieza puede hacer que esta vibre, se golpee o se deteriore de cualquier manera de forma física y seguramente acabe afectando a su rendimiento.
  • Humedad: El diseño de la pieza está pensado para que no entre agua en su interior pero si acabara sucediendo seguramente el daño sería irreparable, como en todos los dispositivos electrónicos. Los coches que han sufrido una inundación normalmente lo primero de los que se tienen que despedir es de la centralita electrónica.
  • Cortocircuito: El cortocircuito es una de las causas más comunes de averías en las también llamadas unidades de control. Éste produce una sobrecarga de tensión a la pieza que la daña por completo.

Como ves, la centralita controla aspectos esenciales de la marcha de tu vehículo y que funcione de manera adecuada es algo esencial. Al tener tanta importancia creemos que nadie debería dejarla en manos de cualquiera. Igualmente que cuando queremos comer langosta vamos a una buena marisquería y no a una cadena de comida rápida, cuando tengas un problema con tu centralita electrónica trae tu coche al taller de Binary Electronic.

Escrito en: Electrónica del Automóvil

Dejar una respuesta (0) ↓

Dejar una respuesta