Blog

¿Cambio automático o manual?

Cuando vamos a comprar un coche nuevo o de segunda mano siempre nos surge la misma pregunta: ¿manual o automático? Lo mejor es tomarse tiempo para meditar este aspecto, ya que condicionará nuestra forma de conducir para siempre. Por eso, en este artículo repasamos las ventajas e inconvenientes de cada uno de estos dos sistemas.

Cambio automático o manual, cuál eliges tú

Cambio automático: facilidad y rapidez

Frente a la versión manual, el automático permite cambiar de marcha en menor espacio de tiempo y es ideal para alcanzar altas velocidades sin apenas esfuerzo. Por otro lado, contribuye a un menor consumo de combustible ya que está optimizado para cambiar a la siguiente velocidad en el momento oportuno. A todo ello, se une la comodidad, ya que a la hora de conducir no tendremos que preocuparnos por el embrague para cambiar de marcha. Solamente deberemos estar atentos al tráfico –sin mover las manos del volante- a acelerar y a frenar. Un alivio cuando vamos por zonas urbanas con multitud de semáforos y atascos. Además, la transmisión automática es perfecta para largos viajes por carretera en cuanto a términos de confort.

Por último, tendremos que evaluar que no se “cala” al salir de un ceda el paso o un STOP y ofrece más seguridad en pendientes –por ejemplo-. Por ello, el cambio automático no solo es recomendable para personas que buscan comodidad al volante y conducen con mucha frecuencia, sino también para los conductores noveles.

Cambio manual: el eterno rival

A pesar de lo atractivo que puede llegar a resultar un coche automático, la realidad es que la versión manual es más utilizada y lleva más tiempo en el mercado. En parte porque su coste final es menor. Sus defensores abogan que no hay nada como tener el control del coche uno mismo y que la experiencia de subir de revoluciones, pisar el acelerador o reducir no tiene precio. Por lo que si eres una persona que no confía plenamente en la autonomía de un vehículo para responder a las distintas situaciones y prefieres estar al mando en todo momento, la manual es tu mejor opción.

Estas son las principales diferencias entre la transmisión manual y la automática. Hay quien se decanta por la modernidad y una vez prueba el cambio automático no lo cambia por otro. Sin embargo, otra parte no renuncia a la emoción de conducir con un cambio manual.

Y tú, ¿de qué lado estás?

 

Escrito en: Electrónica del Automóvil

Dejar una respuesta (0) ↓

Dejar una respuesta