Blog

¿Problemas con el turbo? Cómo detectarlos

El turbo permite mejorar la potencia del motor gracias a una turbina, que logra aumentar la cantidad de aire que llega a la cámara de combustión.

Actualmente todos los vehículos con motores diésel cuentan con un turbo y cada vez más mecánicas más propias de motores de gasolina. Esto se debe a que gracias a estas mecánicas se consiguen mayores prestaciones sin que se dispare el consumo.

Te ayudamos a detectar los Problemas con el turbo

Un correcto mantenimiento del turbo hará que éste supere sin problemas los 250.000 km. Sin embargo, si no se presta atención al mantenimiento, la vida del turbo será de apenas 1.000 km.

Los principales problemas que aparecen en el turbo se deben a fallos de lubricación, que pueden darse por exceso, defecto o por emplear aceite de mala calidad. Además, también puede ocasionarse un exceso de carbonilla en el lubricante que puede provocar obstrucción y se rompa el turbo.

Cuando el turbo tiene algún problema, se debe prestar atención a determinados avisos:

  • Si sale humo azul por el tubo de escape, suele deberse a que el motor está quemando aceite en exceso. Se suele producir al encontrarse desgastados los sellos de la guía de las válvulas o los anillos del pistón. Es conveniente que en este caso se revise el nivel de aceite con frecuencia y reparar las piezas defectuosas. También puede aparecer humo azul por un problema en el soplado del turbo, haciéndose recomendable su sustitución o reparación.
  • Si notas algún ruido extraño, lleva el coche al taller antes de que las virutas lleguen a la cámara de los cilindros y el problema vaya a más. Este ruido puede ser debido a que el eje sobre el que se mueve el turbo está mal lubricado , o si el ruido es agudo, y aumenta o disminuye en función de las revoluciones del motor, se deberá a que hay holguras en los casquillos sobre los que rueda el eje de las turbinas.
  • En los turbos de geometría variable el mecanismo que cambia la orientación de las aletas puede agarrotarse, de forma que el turbo no regula bien la presión de soplado. La luz de avería del motor suele encenderse, y notarás que se produce una considerable pérdida de potencia. Este fallo puedes ser la causa de que haya demasiada carbonilla que encasquilla el mecanismo, o también puede deberse a que el motor eléctrico que acciona el dispositivo se haya estropeado.
  • Si se activa el modo de emergencia y se reducen las prestaciones del propulsor es debido a un fallo en la válvula de descarga. La válvula de descarga controla la presión a la que trabaja el turbo y está accionada por un pulmón neumático. Aunque no es muy frecuente, puede darse el caso de que se perfore la membrana que lo hace trabajar y la válvula no abra, lo que provocará picos de presión de soplado. Es muy importante en este caso que acuda lo antes posible al taller.
  • Si oye silbidos frecuentes y más fuertes de lo habitual, es posible que haya un desgaste en el eje del turbo o que esté girando desequilibrado. También es muy importante acudir al taller a que lo revisen y reparen lo antes posible, puesto que el desequilibrio puede hacer que rocen los álabes de la turbina contra la carcasa y que los trozos entren en los cilindros, destrozando prácticamente toda la mecánica.

La mayoría de estos problemas pueden prevenirse con un mantenimiento adecuado del turbo:

  • Si el nivel de aceite baja con demasiada frecuencia, debes revisar los manguitos y los lugares por donde se puedan estar perdiendo. Estas pérdidas suelen ocurrir porque la bomba de aceite tiene algún problema o porque un latiguillo se ha obstruido.
  • Es imprescindible cambiar el filtro y el aceite cuando es debido, puesto que éstos pueden contener impurezas que acaben llegando al turbo y dañándolo.
  • Utilizar aceites sintéticos, que cuenten con aditivos detergentes, ayudan a evitar que la carbonilla se una y que el aceite se espese y pueda estropear el turbo.
  • Cambiar el filtro cuando cambies el aceite siempre.

En BinaryElectronic os aconsejamos contactar con su taller lo antes posible si sospecha que tiene cualquier problema en el turbo, y sobre todo, que siga un correcto mantenimiento de su vehículo para evitar en la medida de lo posible todos estos problemas.

Escrito en: Consejos para su Automóvil

Dejar una respuesta (0) ↓

Dejar una respuesta