Blog

Llegan las vacaciones

Ya mismo muchas familias comenzarán sus viajes a sus destinos veraniegos favoritos. Antes de ponerse al volante os aconsejamos que hagáis un pequeño control de vuestro vehículo para viajar tranquilos.

El mantenimiento suele ser sencillo si lo hacemos regularmente y no únicamente a la hora de hacer un viaje. Las etapas son sencillas y no te llevarán mucho tiempo.

Neumáticos

Empecemos por evaluar el estado de los neumáticos, hay que comprobar que el dibujo es el suficiente, 1.6 mm es el mínimo establecido por ley, pero es mejor no llegar a estos límites.

La presión es otro punto importante a evaluar, todos los vehículos llevan una etiqueta o pegatina que nos recuerda las presiones adecuadas. Hay que tener en cuenta también si el coche va muy cargado.

Líquidos

Hay que medir también el nivel de aceite, el de refrigerante, el líquido de frenos y el agua limpiaparabrisas.

  • Para el aceite hay que sacar la varilla, limpiarla y volver a meterla en el depósito. Al sacarla de nuevo hay que ver que el aceite está entre las marcas de máximo y mínimo.
  • El líquido refrigerante es importante para no sufrir calentones en el camino sobre todo en períodos estivales.
  • El líquido de frenos nos garantizará un frenado seguro y ayudará minimizar el desgaste de las pastillas de freno.
  • Y por último el líquido limpiaparabrisas tiene que ser líquido limpiaparabrisas y no agua del grifo con detergente. También habría que comprobar el estado de las escobillas del limpiaparabrisas. Los mosquitos, la arena, las tormentas de verano, etc., pueden ser enemigos muy poco agradables para la conducción.

Hasta aquí nuestros consejos de hoy, seguiremos publicando consejos a lo largo del verano para que estéis siempre preparados para emprender vuestros viajes y pasar momentos inolvidables.

Escrito en: Consejos para su Automóvil

Dejar una respuesta (0) ↓

Dejar una respuesta