Blog

Calefacción y aire acondicionado del vehículo

Estamos en Febrero y aún nos queda invierno por delante. En esta semana, de hecho, se preven algunas nevadas y los sistemas de confort del vehículo son los que ahora cobran importancia. En esta ocasión hablaremos sobre las diferencias entre el sistema de calefacción y aire acondicionado del vehículo. ¿Gastan combustible? ¿Cómo podemos usarlos de manera eficiente?

Calefacción del coche y el aire acondicionado

Cada uno funciona de manera independiente. La principal diferencia entre el aire acondicionado y la calefacción del coche es que la calefacción aprovecha el calor que desprende el motor para calentar el coche. Es por este motivo que la calefacción apenas gasta combustible. La única extra que gastamos es la del ventilador que dirige este calor hacia el interior del vehículo. Sin embargo el aire acondicionado gasta mucho más combustible. Sin embargo, depende de la manera en la que lo usemos gastará más o menos.

Sabiendo esto podemos deducir que si queremos calentar el coche rápido no podemos usar la calefacción. Cuando el motor no esté caliente el aire que entrará en el coche enfriará aun más el interior.

El aire acondicionado del vehículo

El aire acondicionado funciona diferente. Es un sistema independiente cuya pieza principal es un compresor que funciona gracias a la correa de transmisión. Este sistema consume bastante combustible. Además, tiende a averiarse bastante. Las averías pueden resultar desde lo más baratas a lo más caras. Es por eso que lo más rentable es hacer revisiones del sistema de confort de manera periódica.

Uno de los posibles fallos en el aire acondicionado del coche es por la falta de uso. Por eso, se recomienda, independientemente del clima usar al menos 20 minutos el aire acondicionado al mes. Esto hará que el sistema no se deteriore por el desuso.

Trucos en la calefacción

Calefacción y aire acondicionado del vehículo - Blog Sistema de Confort

Si quieres utilizar la calefacción de manera eficiente puedes tener en cuenta unos pequeños trucos. Por ejemplo, uno de ellos es el de activar el aire caliente en los pies. Esto es eficiente debido a que el aire caliente tiende a subir y nos encontraremos con temperaturas agradables de manera indirecta.

Por otro lado, la opción de orientar aire caliente hacia las ventanillas también es una buena idea. Además de ser la zona más fría del vehículo, evitaremos así que se empañen, logrando una correcta visibilidad.

Escrito en: Consejos para su Automóvil

Dejar una respuesta (0) ↓

Dejar una respuesta