Blog

Ahorra al volante

Te contamos algunas técnicas para que puedas optimizar las prestaciones de tu coche y contener el gasto.

Hay que partir de tres bases fundamentales: preparar el coche antes de cualquier salida larga, conducir respetando las reglas de la eficiencia y usar el aire de manera racional como otros accesorios.

¿Ahorras al volante?

La carga del coche y la aerodinámica

El peso que le ponemos al coche y la aerodinámica son dos grandes factores que inciden en el gasto de carburante de cualquier vehículo. Evitar cargar el maletero de trastos innecesarios es fundamental. Cada 35 o 40 kg extras incrementan el consumo en unos 0.10 litros.

Si además sumamos bacas o cofres que se colocan en el techo del vehículo empeoramos la aerodinámica  del coche y también aumenta el peso. Uno de estos elementos cargado puede llegar a consumir un litro cada 100 km.

Por otro lado abrir las ventanas cuando estamos en marcha también frena el avance del coche y supone un consumo extra de carburante.

Mantener el coche limpio ayuda a penetrar con mayor facilidad en el aire y obtener mayor eficacia.

El mantenimiento es esencial

Cambiar el aceite, cambiar los filtros cuando toque mantiene el motor limpio y permite obtener la máxima eficiencia del carburante.

En los modelos de gasolina, sustituir las bujías cuando corresponda, también permite aprovechar mejor la tecnología de nuestro vehículo

Cuando estés al volante

Arranca, pero no hace falta acelerar mucho para arrancar el coche. La primera marcha es para los primeros metros, en cuanto se pueda hay que meter segunda.

El cambio

Siempre hay que intentar circular con marchas largas para que las revoluciones sean bajas. Esto consume mucho carburante.

Hoy en día y gracias a los avances electrónicos y técnicos muchos modelos ofrecen al conductor herramientas que indican el momento justo para cambiar de marcha y así ayudar a gastar menos combustible.

En los coches automáticos es mejor dejar que el cambio trabaje por sí mismo que manejar las marchas manualmente.

En las subidas es mejor acelerar un poco más en el tramo previo para ganar velocidad y así evitar acelerar cuando estemos en la cuesta.

Accesorios

El aire acondicionado

El aire hace que el coche pierda potencia y puede elevar el consumo hasta medio litro cada 100 km. Hoy en día, en los nuevos modelos el aire está conectado por defecto desde que arranca el coche. Siempre que no lo necesite, puede desactivarlo y mejorar la eficiencia del coche.

Los avances también han llegado a desarrollar nuevos sistemas de aire que son independientes y funcionan con electricidad que el coche produce con las frenadas y aceleraciones. En este caso el uso del aire acondicionado no tiene incidencia en el consumo.

Hasta aquí nuestros consejos para que tu conducción sea más eficiente y no notes mucho consumo de combustible.

Fuente: Diario El País

Escrito en: Consejos para su Automóvil

Dejar una respuesta (0) ↓

Dejar una respuesta